Natsu #1

¡Muy buenas! Escribo esta entrada sobre el verano que me espera, heh, al cual voy a ponerle un sinónimo apropiado: evaluación. Evaluación tanto personal como académica. Sí he hecho un desastre de curso y tengo muchas asignaturas que recuperar (¿será la novatada?), pero voy más allá hasta el punto de un cambio de carrera. Creo que a quien no le va mínimamente bien el primer año de universidad le es normal hacerse la pregunta sobre si realmente se ve en esa carrera el año siguiente. Mi historia es truculenta en cuanto a ese aspecto y supone un cambio muy drástico de titulación. Aunque esa sea la última opción, claro, estoy intentando tirar de las difíciles mediante una academia y estudio más o menos todos los días desde el principio de este mes, pero siempre está bien tener un colchón como es el antes mencionado. Aunque ese intento de constancia se va a ver interrumpido por períodos en la playa (máximo 15 días) y tengo la creencia de que allí se estudia menos (comprobada xD). Evaluarme en este ámbito es fácil (aprobar y seguir o adiós muy buenas lamentándolo en el alma xD), y en la otra titulación aprobaría muchas más porque sé que se me da mejor (lástima que todo sea aprobar), me chiflan los idiomas.

Pero cuando paso a lo personal, simplemente no me conozco. Quién me iba a decir el año pasado que necesitaría los consejos que yo daba en ese entonces, porque ahora me es imposible aplicarlos a mí mismo. Y los he recibido, a montones, y sigo caminando a un destino incierto pero previsible en un porcentaje muy alto… No es la primera vez que he estado así con alguien como ella, y he intentado de mil maneras quitármela de la cabeza. Y eso debería, usar más la cabeza para hacerlo. Aunque a veces vea o crea que puedo seguir de esa manera hasta lo que quiero (uff). Pero bueno, como ya dije lo conveniente es olvidar los sentimientos y actuar con el cerebro.

Pasando a otro tema, voy a intentar volver a centrarme un poco con el japonés, porque al fin y al cabo es la motivación que me mueve a seguir adelante, incluso voy a intentar aumentarla, que un poco de más viene de perlas para enfrentarme a los exámenes de septiembre 😛

En fin, el verano no es la estación que más me gusta (siendo de Murcia, imagina xD) pero se me presenta como una oportunidad de obtener nuevos resultados, para continuar mi vida en base a ellos. Pues nada, ¡feliz verano!

PD: Ante la adversidad apóyate en la música.