El día del formato físico

Ayer fue un día especial para la música, concretamente para el formato en vinilo. Ayer se celebraba en todo el mundo el conocido como Record Store Day, que lleva existiendo casi una década, nacido del acuerdo entre las tiendas de discos estadounidenses por crear un día para el regocijo de los amantes del formato más genuino que existe. Las tiendas se llenan de música en directo, y piezas interesantes que comprar, o simplemente, compartir. Tal fue el éxito por estos lares -territorio nacional- que ya se celebra desde hace algunos años. En Murcia se ha llevado a cabo no en una tienda de discos, sino en la Sala Musik de la Plaza de Toros. Un día de mercadillo musical, y , como he dicho antes, directos. En este caso, grupazos murcianos.

Nunatak 2

Nos encontrábamos nada más entrar, a lo largo del vestíbulo, una hilera de mesas repletas de LP’s, singles y de todo un poco. Habían verdaderas joyas dispuestas en cajas de plástico. Cada una con su pegatina y su precio. Cómo no, uno no se puede resistir a echar un vistazo rápido a cada caja, lamentablemente no me dió tiempo a comprobarlo todo. Mientras iba pasando rápidamente cada álbum, pude atisbar cosas como el primer LP que los Beatles publicaron en EEUU allá por el año 1964, o el gran The Piper at the Gates of Dawn de Pink Floyd -éste último me costó dejarlo de lado- y mucha obra española, algunas también imprescindibles. Finalmente, por no irme con las manos vacías, me decanté por Highway 61 Revisited de Bob Dylan. Ya iba con idea de llevármelo.

Discos, discos, discos

En cuanto a lo que se iba haciendo, por la mañana pudimos disfrutar de El Bueno, el Feo y el Mena en una gran actuación. Aunque me recordaran a cierta banda inglesa, me llevé una grata sorpresa con ellos. Formada por Antonio Mena -guitarra, voz- , Leandro Martinez-Romero -bajo, teclado, voz- y Luiggi García -batería, banjo- , cargaron la pequeña sala de optimismo y ese rollo pop rock sesentero, cerrando su actuación con una conocidísima canción de la banda inglesa antes mencionada, menudo colofón. Tras su paso por el escenario, tuve la oportunidad de intercambiar unas palabras con ellos, unos tíos de puta madre, oiga.

El Bueno, el Feo y el Mena

Tras la conferencia “pinfloidera” de José Abellán -gran entendido murciano del grupo- y la proyección de Live at Pompeii tocó ver en directo a Sarabia y la Tribu del Groove, los cuales eran conocidos de la edición anterior del evento. Aunque el tipo de música que tocaban no es mi preferida, la pedazo de voz de Sarabia terminó rompiendo el escenario, en concordancia con el guitarrista que hizo alarde de una gran técnica. Punteaba en un visto y no visto. Y acabaron llenando al público de bises. Todos enloquecidos.

Sarabia y la Tribu del Groove

En mi caso, la fiesta acabó con los cartageneros Nunatak. Con la experiencia que traía de la vez que los ví en el Microsonidos junto con Covelka, en el cual presentaron Nunatak y las luces del bosque, me esperaba un directazo. Y la cosa no fue menos pese a los percances de sonido que tuvieron. Invitando a los que allí estábamos a acercarnos lo máximo posible, Adrián, la voz principal del grupo, terminó envolviendo la sala con un ambientazo folk digno de un grupo que ahora mismo se merece aspirar a cotas más altas. Al acabar tuvieron la amabilidad de hacerse una foto con el personal, y de dejarse conocer. Unos máquinas.

Nunatak

Los majos de la organización del evento siempre estuvieron preocupados de que tuviéramos algo que ver, digo majos porque lo demostraron, madre si lo hicieron. El día acabó genial y me llevé una muy buena impresión de este acontecimiento, pensando ya en ir repitiendo para el año que viene. De momento, creo que tenemos de sobra con las delicias musicales que se avecinan para la ciudad en los próximos meses.