Woods y el sol de medianoche

Aviso: El autor de la entrada sigue narcotizado tras el concierto, y la entrada le ha quedado muy flipada, rogamos le disculpen.

Foto 13-09-14 23 09 52
Son las 22:15 en Madrid y hace buena temperatura, lo normal en septiembre. Hemos venido sólo para ésto y parece que hay cola para entrar en la sala. Se acabaron los meses de espera. Yo entro de los primeros y alguien me sigue detrás.  Bajamos unas escaleras enmoquetadas y acabamos deteniéndonos delante de un pequeño pero elegante escenario blanco con un borde escalonado, mientras suenan refritos marchosos de fondo. No queda mucho para que salgan, pero se acaban retrasando y los que se sitúan detrás de nosotros empiezan a pitar, impacientados. Nosotros también nos damos cuenta de que había pasado un cuarto de hora desde que debería haber comenzado. De repente empieza a haber movimiento tras la entrada al escenario. Un enjuto Jeremy Earl anda con cuidado hasta el tablero saludando reservadamente y se enfunda la guitarra mientras se oye un estruendo de aplausos que lo cubren a él y a los otros tres neoyorquinos. Amanece en la sala con ‘Leaves Like Glass’ y el público no se lo cree.

Foto 13-09-14 23 31 38

Según van pasando los segundos, éstos se aceleran. Pasan a ‘Bend Beyond’ y un folk arcano, esotérico, nos va envolviendo a todos. Escuchamos más, la preciosa ‘Cali In A Cup’ nos transporta a Big Sur junto con sus intérpretes y hace las delicias de los que asistimos. Cada vez que terminan una canción Jeremy agradece recatadamente los vítores, cambia de guitarra y saltan a la siguiente. En el otro extremo, Jarvis Tavaniere y su guitarra de doce cuerdas vuelven a encandilar el ambiente de la sala, que vive otro gran momento, casi histórico. Éste tambien hace combo de instrumentos. Aaron, el batería, apenas mira al público, se concentra en hacer su trabajo, aún quedan ciudades que visitar. Eso no quita la forma de acompañar al conjunto, sumamente idílica. De vez en cuando, Jarvis corta para soltar unas palabras de agradecimiento con un marcado acento americano. En una de las intervenciones presenta al nuevo bajista, Chuck, el cual visita por primera vez España. Exprimen al máximo los parones para beber un trago de cerveza.

Foto 13-09-14 22 54 14Tras unos cuarenta minutos que vuelan, dan las gracias y se van. El bis está al caer. Y así es, salen rescatando temas de discos anteriores, como nosotros queríamos. Suenan ‘Rain On’, ‘Be All Be Easy’ y llegan al tiempo de descuento con ‘Green Is The Colour’, de Pink Floyd. Este tema marca su línea de inspiración. El momento fugaz, la hora y pico, se cierra con ‘With Light And With Love’, 10 minutos de psicodelia que provienen de su último trabajo, con nombre homólogo al de la canción. Un último acorde. Un último caos fantástico. Se acabó. Anochece. Woods han iluminado durante 75 minutos una pequeña sala de la capital, y salimos más que satisfechos aunque nos faltase algún tema. Encantados de haber hecho tantos kilómetros para esos minutos. Un gran presente musical para las orejas y el alma, que tanta falta nos hacía.

Foto 13-09-14 23 41 10

Woods en directo en la sala El Sol, presentando ‘With Light And With Love’. Madrid, sábado 13 de septiembre de 2014. 

Anuncios

El día del formato físico

Ayer fue un día especial para la música, concretamente para el formato en vinilo. Ayer se celebraba en todo el mundo el conocido como Record Store Day, que lleva existiendo casi una década, nacido del acuerdo entre las tiendas de discos estadounidenses por crear un día para el regocijo de los amantes del formato más genuino que existe. Las tiendas se llenan de música en directo, y piezas interesantes que comprar, o simplemente, compartir. Tal fue el éxito por estos lares -territorio nacional- que ya se celebra desde hace algunos años. En Murcia se ha llevado a cabo no en una tienda de discos, sino en la Sala Musik de la Plaza de Toros. Un día de mercadillo musical, y , como he dicho antes, directos. En este caso, grupazos murcianos.

Nunatak 2

Nos encontrábamos nada más entrar, a lo largo del vestíbulo, una hilera de mesas repletas de LP’s, singles y de todo un poco. Habían verdaderas joyas dispuestas en cajas de plástico. Cada una con su pegatina y su precio. Cómo no, uno no se puede resistir a echar un vistazo rápido a cada caja, lamentablemente no me dió tiempo a comprobarlo todo. Mientras iba pasando rápidamente cada álbum, pude atisbar cosas como el primer LP que los Beatles publicaron en EEUU allá por el año 1964, o el gran The Piper at the Gates of Dawn de Pink Floyd -éste último me costó dejarlo de lado- y mucha obra española, algunas también imprescindibles. Finalmente, por no irme con las manos vacías, me decanté por Highway 61 Revisited de Bob Dylan. Ya iba con idea de llevármelo.

Discos, discos, discos

En cuanto a lo que se iba haciendo, por la mañana pudimos disfrutar de El Bueno, el Feo y el Mena en una gran actuación. Aunque me recordaran a cierta banda inglesa, me llevé una grata sorpresa con ellos. Formada por Antonio Mena -guitarra, voz- , Leandro Martinez-Romero -bajo, teclado, voz- y Luiggi García -batería, banjo- , cargaron la pequeña sala de optimismo y ese rollo pop rock sesentero, cerrando su actuación con una conocidísima canción de la banda inglesa antes mencionada, menudo colofón. Tras su paso por el escenario, tuve la oportunidad de intercambiar unas palabras con ellos, unos tíos de puta madre, oiga.

El Bueno, el Feo y el Mena

Tras la conferencia “pinfloidera” de José Abellán -gran entendido murciano del grupo- y la proyección de Live at Pompeii tocó ver en directo a Sarabia y la Tribu del Groove, los cuales eran conocidos de la edición anterior del evento. Aunque el tipo de música que tocaban no es mi preferida, la pedazo de voz de Sarabia terminó rompiendo el escenario, en concordancia con el guitarrista que hizo alarde de una gran técnica. Punteaba en un visto y no visto. Y acabaron llenando al público de bises. Todos enloquecidos.

Sarabia y la Tribu del Groove

En mi caso, la fiesta acabó con los cartageneros Nunatak. Con la experiencia que traía de la vez que los ví en el Microsonidos junto con Covelka, en el cual presentaron Nunatak y las luces del bosque, me esperaba un directazo. Y la cosa no fue menos pese a los percances de sonido que tuvieron. Invitando a los que allí estábamos a acercarnos lo máximo posible, Adrián, la voz principal del grupo, terminó envolviendo la sala con un ambientazo folk digno de un grupo que ahora mismo se merece aspirar a cotas más altas. Al acabar tuvieron la amabilidad de hacerse una foto con el personal, y de dejarse conocer. Unos máquinas.

Nunatak

Los majos de la organización del evento siempre estuvieron preocupados de que tuviéramos algo que ver, digo majos porque lo demostraron, madre si lo hicieron. El día acabó genial y me llevé una muy buena impresión de este acontecimiento, pensando ya en ir repitiendo para el año que viene. De momento, creo que tenemos de sobra con las delicias musicales que se avecinan para la ciudad en los próximos meses.

Murcia se desManga

CAM00122Me ha costado poner el título a esta entrada. Pero mi opinión al respecto es clara. No sé, ya son, con éste, 5 años de andadura del salón del manga en la ciudad de Murcia, una ciudad que antes de este evento, contaba con pocas referencias para los amantes de la cultura japonesa. Y a lo largo de este tiempo se aprenden cosas, y se conocen límites. Cosas, quizás la mayor sea ésta: “somos una ciudad pequeña, y hemos hecho un evento espectacular”. Pero esta opinión no corresponde a este año. En la entrada del año pasado ya lo dije, Murcia cuenta con un evento a la altura de sus posibilidades, es un gran equilibrio, siempre hay cosas qué hacer allí, etc. Tanto la edición de 2011 como la de 2012 fueron geniales, uno se sentía orgulloso que viniera gente de lejos a visitar la capital de la Región, a visitar Murcia, por este Salón. Bueno, de ahí podemos sacar ideas, cómo lo hemos hecho, hemos creado un gran ambiente, y ya pensamos a lo grande para el próximo año. Pues este año 2013 se ha saldado con el peor salón de todos los que llevamos.  Han habido errores de previsión, de organización, bastante graves. Personas de fuera, que se consideraban acérrimas a esta gran fiesta, ya no volverán. Y hacen mal, tienen que saber que no todo es perfecto en esta vida, pero se entiende el descontento después de pensar que un evento que ha dejado tan buenas y memorables ediciones, cometa estos errores.  No estoy diciendo que todos los voluntarios no hayan hecho un gran esfuerzo, sabemos que el suyo mueve montañas, tampoco digo que los mandamases no hayan sabido promocionar el acto, ni mucho menos, pero quizás haya sido demasiada promoción, por ahí van los tiros.

CAM00115

Nos encontramos con grandes colas, llegando a dar la vuelta al auditorio. Ya, siempre hay colas, pero este año se podría decir que las colas sobrepasaban lo establecido. Que si aforo completo, que si seguridad… eso lo entendemos perfectamente, pero claro, la gente que guardaba religiosamente la cola no tenía la culpa, la mínima quizás fue haber tenido poca previsión por su parte con el tema entradas. Pero el pastel de la previsión se lo llevó la organización. El pastel de millares de personas en tres días para un recinto que se queda corto para tanta masificación. Y,¿ qué ocurre detrás de estos hechos?  Pues, gente que ha gastado un dinero en venir, pudiendo habérselo ahorrado, incluso personas con entrada y sin poder entrar. A eso hay que sumarle el frío esporádico murciano. Dato curioso, ya que ha sido la edición en la que más frío ha hecho. “Somos grandes, capaces de hacer un evento enorme, de traer a gente importante…” y acabaron perdiéndose leyendo esas líneas. No estamos en Barcelona, señores. Molamos mucho, pero no tanto. 

CAM00112

En cuanto a contenidos. Tenemos un salón que no ha logrado diferenciarse de los demás tanto como sí se logró en los anteriores. Quizás gustos demasiado concretos habrán alegrado a algunos, pero a la mayoría no han logrado contentarla. Cuestiones como esperar horas para encontrarte con una ambiente un tanto insípido (que no concurrido), y tener construido sobre la excelente base de siempre, un sitio con mucha gente, y ya está. No me he sentido como los años, no he visto a mi alrededor y he pensado: “joder, qué ambientazo, cómo mola, tal”. Pero aún se le pudo llamar Salón del Manga, gracias un poco a los stands, talleres y videojuegos (con mi amado equilibrio algo tocado…). Pero tenemos eso, un edificio anexo de un auditorio pegado al río Segura lleno de videojuegos y stands. En cuanto a personalidades, sólo hemos tenido una, paisana y espontánea, y muy agradecida. Enrique Cedeño, más conocido como “xPeke”, de los mejores jugadores de  League of Legends del marco europeo, fue a hacerse fotos con el gentío, amén de firmarle autógrafos. Gracias a este hombre el evento se ha librado de la mayor de las desgracias.

CAM00120

Vamos a ver. Cuando alguien sabe que hace bien las cosas tiende a ir con un convencimiento ciego de éxito para cuando vuelve a hacerlas. Y chicos, sabemos que sois un equipo que tiene potencial de sobra para lograr un gran certamen. Pero este año se os ha ido de las manos.  Esto es más que gente con cosplay y payasadas y ya está, esto es algo que se pretende que sea grande y memorable, que atraiga a aficionados de fuera, que señale nuestra ciudad en el mapa del mundillo.

Y como sabemos que tenéis de sobra esa fuerza, recopilar todo, todos los fallos, todos los errores, todo. Estudiaros ésto para que el año que viene nos enorgullezcamos de nuestro salón, y de lo bien que nos lo pasamos los murcianos,  los de fuera, los frikis, los no tan frikis, en la VI edición del Salón del Manga de Murcia.

「スカート」+「フォーク」/「スネスタイル」=「8エイト」

Finalmente me hice con este nuevo álbum del que hablo en la entrada anterior. Hace un mes de eso ya, pero conocéis cómo es junio para los estudiantes. Bien, cuando llegó a mis manos pude comprobar que la caja era distinta a todos los álbumes anteriores, lo de edición especial casi que se quedaba corto. Retiras el fino cartón del obi, y te quedas con la caja del disco, la abres, cojes el “papelito” de las letras tamaño póster (demasiado para tan poco espacio) y ya está. La primera edición también incluía otro disco más con una primigenia versión de la melodía de “slow dance” finalizada, sin la letra. Me llamó la atención que Suneohair en vez de cantar, no sé, “la la la” para sustituir la letra ausente, cantara una especie de arameo antiguo, muy curioso

8

Ahora la parte musical, en cuanto al “estilo” del cual se conforma el disco, en el título del blog está estipulado. Se trata de una mezcla de “Skirt”, “Fork” y “Sunestyle”, alguno de los cuales tiene más de una década de edad. Y eso es lo que más me ha gustado, que haya recurrido a viejos sonidos, así sí. Sobre lo importante, tenemos de nuevo la simpleza, instrumentos limpios, sin filtro, nada de nada, como mucho un mellotrón, y eso es otro punto a favor del disco, hacer música y que quede bien sin necesidad de poner muchas florituras para decorar. Es una consecución de canciones muy plana, marca de la casa (para escuchar anywhere), y que despunta en “8”, cómo no. También incluye una segunda versión de “slow dance”, que se une a la lista de canciones trilladas, pero sigue molando. Eso es lo que tiene el J-Rock, la capacidad de que todo suene igual, pero distinto, y con este nuevo álbum se han cumplido buenas expectativas. Que sí, que queda Suneohair para rato.

8

Así se llama el nuevo álbum de Suneohair que saldrá a la venta en 8 días, valga la redundancia. De primeras tenemos incluído en este trabajo el single “slow dance”, que aparecerá modificado para este disco en concreto, del cual hablé hace unos cuantos meses y que suponía ese pequeño variante en la gama musical de Kenji Watanabe, ese estilo que va cambiando cada par de años pero manteniendo su esencia. Bien pues desde el 1 de mayo está disponible para escuchar otra canción de 8: “game over death”

Esta canción me deja un poco tocado. El principio es prometedor, pero según va trascurriendo sobre esos dos solitarios acordes, ese estallido o receso de la simpleza no llega. Es una canción simple y plana, que de algún modo es como se las gasta el artista, pero se esperaba ese cambio de ritmo, momento o estribillo tan presente en la mayoría de sus temas. Aún así no es una mala canción y cumple con los que pedíamos un adelanto del disco. El mismo también incluirá otra canción ya conocida de la release de “slow dance”, “Universe”, parte de la BSO de “Haizai – Kamisama no Iutoori”, que me gustó especialmente junto con “Squall”. Cuando tenga “8” en el reproductor veremos si el nuevo trabajo de Suneohair da la talla (no lo dudo).

Fire Emblem y la caza del juego estratégico perfecto

Hace unos días, llegó a la ranura de nuestra 3DS el Fire Emblem: Awakening del que tanto se habla últimamente, y es que algunos llegan a decir que se trata del mejor que ha salido hasta la fecha, lamento discrepar ligeramente.  El sistema de combate de este rpg puro es muy parecido al clásico movimiento por casillas cuyo pariente más cercano tenemos en Advance Wars, un juegazo por cierto. Y eso le da adictividad y un plus de jugabilidad que no dejan a esta entrega de FE en mal lugar.

La apariencia clásica de los personajes y la personalización del avatar es otro plus, dando lugar a una estética anime fantástica y que nos sumerge bastante en la historia que discurre durante toda la aventura. El “pero” del juego,  quizás sea que nos esperábamos algo más que la inmersión de todo el universo de FE en la 3DS. Eso no quita que sea un buen juego y mi recomendación de que le déis una oportunidad a uno de los mejores RPG’s que lleva el repertorio de 3DS en su haber.

Lo que estoy oyendo en Abril

¡Hola! El mes pasado llené el ipod de una mezcla de música dejada de lado y otra nueva,aparte de Beatles, Suneohair, Woods y Dinosaur Jr. Y a estas alturas del mes me quedo con lo que sigue.

Foxygen y el álbum que sacaron el pasado enero, “We Are the 21st Century Ambassadors of Peace & Magic”. Pese a la retahíla de título es un buen disco que suaviza lo último que hicieron y hace más accesible su música. Mantienen esos cambios forzados en medio del transcurso de la canción, haciéndola de lo más original y divertida. Letras muy extrañas y ciertos detalles mejoran, en mi humilde opinión, lo anterior.

También saqué del archivo del año pasado Tame Impala y su último y onírico álbum, simplemente habla solo:

Y para acabar pondré lo que llevo en la cabeza hoy mismo, de Daft Punk “Get Lucky”